Terapia: Arte e Integración

Una paciente me dice: «por más que me esfuerzo en complacer a todos, llevo así toda mi vida, bueno desde los 12a., toda mi vida, ¿no?, bueno, no puedo quitarme el miedo a ser abandonada». (verbalización en 1ª persona). Le pido que intente decir: «una Parte de mi me dice -tienes que complacer a todos antes de ti; así no te dejarán». Lo hace y nota una cierta diferencia… a mejor, (verbalización en 2ª persona). Después de enseñarle varias imágenes negativas relacionadas con el abandono escogió la que aparece aquí y dice: «esta imagen (-) tiene que ver conmigo… la imagen que es una representación simbólica del abandono, para ella, la escogió de un grupo de ocho imágenes perturbadoras relacionadas con una Parte Complaciente/Abandonada/o. La sesión esta en marcha…      

Terapia: Arte e Integración

Como ser humano, el artista puede tener muchos estados de ánimo y una voluntad y objetivos personales, pero como artista, él es 'hombre' en un sentido superior, es 'hombre colectivo', uno que lleva y da forma a la vida psíquica e inconsciente de la humanidad. (Carl Gustav Jung)
En 1982 el renombrado neurocientífico Richard Davidson, Ph.D., usó electrodos y videos para descubrir que cuando el Córtex Prefrontal Izquierdo -CxPfi- es activado por imágenes que producen calma, bienestar, asociaciones, y que el Córtex Prefrontal Derecho -CxPfd- cuando es activado por imágenes perturbadoras se despierta: malestar emocional o más malestar del previamente existente. En 2009 sus investigaciones evolucionaron hacia la utilización de escáneres tipo fMRI con el que se puede observar elementos subcorticales. En vez de videos, Davidson proyectó imágenes edificantes, fortalecedoras y/o angustiantes, perturbadoras en la parte superior del tubo del fMRI. Los resultados demostraron que cuando el CxPfi es activado por imágenes positivas, esta activación izquierda inhibe a la amígdala del lado del lado opuesto o derecho (centro del miedo/rabia), y a su vez la activación del CxPfi estimula el centro cerebral de la recompensa (núcleo accumbens). 
Con Cambio Cerebral convirtió los resultados de las investigaciones de Davidson, R., en una herramienta terapéutica que mejora e integra muchos enfoques de diversas terapias y le da entidad propia a su método. Concretamente la Terapia de los Estados de Ego de Watkins & Watkins incursionando luego en EMDR con la influencia de Sandra Poulsen, Brainspotting o BSP de Grant, D.,  e IFS de Schwartz, R. Pero no solo eso, con ingeniosa penetración y entendimiento, o sea con perspicacia, Cohen descubrió que asignando Representaciones Simbólicas perturbadoras agrupadas según el tipo de Creencias Negativas, sensaciones, emociones que los pacientes acaban asumiendo como Partes/Esquemas reactivos de su mundo interior, conseguiría que las imágenes perturbadoras activasen a dichas Partes o generalizaciones de los Esquemas reactivos. como ejemplo, si el paciente viene a consulta y detectamos en él creencias negativas de tipo autocrítica severa que expresa en 1ª persona y después de pedirle que las exprese en 2ª persona notamos mayor comodidad en el paciente, le ofrecemos un conjunto de Representaciones simbólicas o imágenes que representan a «críticos internos», y el paciente tiene el conocimiento de que algo se activa en su interior con una, dos o tres Representaciones (representaciones de Partes críticas), hemos dado con la Parte autocrítica. Ahora sí, desde la perspectiva de la Terapia: Arte e Integración el proceso interno podemos seguir profundizándolo. Y aún más, recordemos que al tratarse de un -conjunto interior- de Esquemas/Partes o sistema familiar interior es probable que nos encontremos con otros procesos (Gilden 1997) que colaboran entre sí, que están polarizados, están algo separados, o muy separados e incluso desasociados.
Las instrucciones para el uso de  Cambio Cerebral (TAI o Terapia: Arte e Integración) combinan la observación de una Representación simbólica positiva o recurso que activa al CxPfi y la activación del CxPfd para regularlo, primero poniendo al descubierto qué tipo o conjuntos de imágenes perturban al paciente y después con el intercalado de Representaciones perturbadoras y reguladoras. Las nuevas tecnologías están avanzando exponencialmente en neurociencias. Es vital contar con herramientas para mantenernos al día con los nuevos descubrimientos e integrar elementos que cambien el cerebro con métodos efectivos. Les damos un corto ejemplo: si estamos trabajando con una parte desde la perspectiva de Internal Family System de Schwartz lo habitual es que pidamos al paciente que cierre los ojos. Habremos de reconocer que si dejamos los ojos abiertos será más difícil imaginar, «ver» a las partes con que trabajemos. Pero, cerrar los ojos en IFS facilita imaginar las partes (imágenes mentales). Basándose en los resultados de Davidson, R., Kate Cohen hizo un descubrimiento sumamente útil: si en vez de imaginar una parte observamos su Representación simbólica con los ojos abiertos estamos facilitando la activación del Córtex Prefrontal Izquierdo que es el que tiene efecto regulatorio sobre el Córtex derecho, concretamente sobre el centro del miedo/agresividad(rabia) en la amígdala cerebral derecha, el núcleo accumbens, la secreción de dopamina, endorfinas cerebrales, GABA o gaba amino beta hidroxibutírico que hace las funciones de estabilizante afectivo y la Acetilcolina que favorece el aprendizaje. El Protocolo Clínico, con el que actuamos en TSFI/IFS o [Terapia de los Sistemas de la Familia Interior, desarrollada Neurocientíficamente®  no implica necesariamente que no se puedan cerrar los ojos, es más se hace con los ojos cerrados cuando queremos una actitud/diálogo Mindful del paciente estando aún más Presente, Receptivo y Abierto ante la Parte/Esquema reactivo/Aprendizaje emocional según Ecker. En otros momentos, como por ejemplo cuando le decimos al paciente «¿hazle saber a esta parte que te gustaría saber por qué hace lo que hace?» La pregunta y respuesta serán en silencio también, con posterioridad nos puede decir el paciente cómo ha sido el dialogo. Pero, los silencios a estas alturas de la sesión tienen que ver con no activar el área motora del habla, esto rompería ese estado de Neurocepción, de sentirse a salvo siguiendo la línea de Porges, S., en su teoría Polivagal. Luego el terapeuta le pide al paciente que le haga saber al primero (terapeuta), estando Presente este, en tono normal, cómo se ha desarrollado y que ha llegado a saber de las Partes el paciente.    
Las Representaciones Simbólicas edificantes, empoderadoras son recursos y como tales activan en el paciente la Presencia, Sintonía, Resonancia, Confianza, ese estado de Neurocepción o sentirse a salvo en la relación o el compartir energía e información. No nos planteamos recordarle al paciente que esté en Self (IFS); nuestros alumnos no son entrenados en saber estar en Self según Schwartz, después de todo no creemos que vengamos con eso a la vida, nuestros alumnos son entrenados en la empatía que les permite pasar a acciones compasivas, a estar presentes, abiertos, receptivos, a sintonizar. Los representaciones simbólicas del tipo recursos, o sea positivas, fortalecedoras, edificantes, son 24 en total. El modelo de trabajo incluye también 56 imágenes o Representaciones Simbólicas de contenido perturbador. La preparación de una sesión clínica empieza por entrar en contacto con la creencia negativa del paciente sobre sí mismo, que suele ser expresada en 1ª persona. Una vez que, sin mucha dilación, guiamos al paciente a usar el lenguaje de la “2ª persona” no solamente empezamos a usar las representaciones simbólicas, sino el hecho de que hay interacciones del tipo familia interior, otros prefieren llamarlas “conjuntos interiores” y representan a Esquemas reactivos de aprendizajes emocionales o Partes de la mente. Recuerden que un esquema o generalización es un elemento de la memoria implícita.   El tipo de Partes o Esquemas reactivos han sido mencionados ya en la página de Partes y Self. Debemos tener en cuenta que el tipo de Esquemas emocionales reactivos o implícitos son en cierto porcentaje sugerencias y no indicaciones de lo que debe ser. Una representación simbólica positiva para una persona puede ser negativa para otro. La imagen de una Parte Aferrada o Fijada, pueden ser considerada un Perseguidor (de logros emocionales).

Antes de mencionar los diferentes elementos de del protocolo de una sesión de Terapia a través del arte e integración en el marco de la Terapia de los Sistemas de la Familia Interior (o conjuntos de Partes de la mente), desarrollada neurocientíficamente, familia interior o conjuntos o elementos poseedores de una propiedad común -defender/proteger- que se distinguen a su vez por el como protegen/defienden.

¿Cómo podemos, resumidamente, conceptualizar la diferencia entre IFS de Richard Schwartz y TSFI/IFS® desarrollada neurocientíficamente por Olaf Holm? Yo afirmo, en aras de la brevedad, claridad y especificidad que los ojos abiertos, la observación de las representaciones simbólicas “positivas y negativas” ponen en marcha potentes reacciones cerebrales (sistema nervioso central, periférico, sistema nervioso autónomo) y respuestas mentales (incorporadas o corpóreas) capaces de activar procesos* terapéuticos que actúan sobre lo más nuclear de los esquemas generalizados o conocimiento esquemático que constituyen la memoria semántica implícita (Dunsmoor et al., 2009; Frith and Frith, 2012; Seger and Miller, 2010).
Y, no como un aparte, pero sí como una continuación clarificadora sumo lo siguiente: La organización mental del conocimiento implícito adquirido en esquemas ha sido durante mucho tiempo una característica importante de la ciencia cognitiva y sus aplicaciones clínicas (p. ej., Eichenbaum, 2004; Foa y Kozak, 1986; Rumelhart y McClelland, 1986; Toomey y Ecker, 2007. Un esquema es un modelo mental coherente, compuesto, que consiste en vínculos de elementos relacionados. Los esquemas emocionales llevan nuestro aprendizaje emocional. Es imposible la aplicación de estos conceptos si no pensamos en términos de lo neurocientífico de la psicología evolutiva, entre otras, en vez de las creencias tan típicas del IFS de Schwartz.

Pero, ¿quien es el artista? ¿Solo aquel que pintó lo que a día de hoy a lo mejor hasta consideramos una obra de arte?

Pues no. Las palabras dichas por pacientes, que resumidamente sintetizo (composición de un todo por la reunión de sus partes) me ayudaron a comprender que los pacientes llegan a experimentar una vivencia de que están haciendo algo artístico. "Al relatar e interpretar lo que observo o sea, la imagen escogida por mi, sé que estoy creando algo original y tiene que ver con algo de mi interior que está relacionado con la o las imágenes. Lo que yo veo, lo veo desde los lugares de mi historia emocional, por eso es diferente de lo ven otras personas aún siendo lo mismo, una piedra, un grito, una lágrima, un destierro. Mi obra se vuelve aún más profunda con el segundo grupo de imágenes, los recursos; noté alegría, creatividad, en algunos momentos una especie de sentimiento de profunda recompensa por la obra completada, máxime cuando siento que el lugar, aquel algo -doliente- de mi interior o se ha sanado o ya no tiene que ver nada conmigo, mi Yo del aquí y ahora. Ese Yo que ha hecho un viaje en el tiempo. Me siento, con respecto a mi transformación, autora, inventora, madre, iniciadora de mis memorias de futuro". Eh voilà, añado yo.
Otra paciente comenta: "la obra la creó un artista, la hizo con lo que él llevaba en su interior y observo su obra desde lo que yo llevo dentro, así empiezo a conjuntar, agrupar esos recuerdos no integrados. Así pude sentirme triste y con el corazón roto por esa niña, aunque esa niña sea yo, sin serlo, por lo menos no en la forma en la que la veo ahora. El volver donde mi madre murió teniendo cuatro años me da miedo, pero es un miedo natural, quiero ir a ese sitio. Me he dado cuenta que ese miedo y confusión ha dirigido toda mi vida, cuarenta años".

El protocolo clínico de TAI, en el marco de la [Terapia de los Sistemas de la Familia Interior],TSFI/IFS, desarrollado neurocientíficamente® es material de entrenamiento, por ello no lo desarrollamos aquí; eso sí adquirimos el compromiso desde ya, que para finales de enero de 2020, en nuestro primer introductorio en Madrid daremos algunas pinceladas sobre... de todo un poco.
Los elementos que constituyen una intervención terapéutica, aunque no siempre en su totalidad son:
I. Activación cortical, (que conlleva la Escucha de las CN, Lenguaje de las Partes, Personificación y Externalización, Mindfulness del cuerpo y Partes).
II. Regulación cortical, (que conlleva Escoger las imágenes representativas, Nombrar las cualidades, Nombrando los recursos, Identificación con los recursos, Mindfulness de las sensaciones).
III. Reconsolidación (que conlleva Activación, Procesamiento de la Parte observada fijamente: 1. Observación fija, 2. Movimiento ocular espontáneo), Dialogo + Posibles preguntas en silencio: Intenciones, Causas, Efectos, "¿Quien habla?" Experiencia, Observaciones compasivas del tipo compasivas, Cambio, Identicación de nuevas Partes o empezar a trabajar con otras que ya fueron escogidas previamente.
IV. Reforzando la reconsolidación de la memoria: composición de imágenes.

Caracteristicas clave del Procolo de Cambio Cerebral y TSFI/IFS®

Objetivos:
Impulsar, aumentar las CP y sus recursos originados y ayudar a que disminuyan los impactos de las CN (SUDS). Ampliar la consciencia y generar compasividad hacia las Partes.
No intentar eliminar CNs, no intentar eliminar Partes (recuerde, empatía y compasividad hacia su mundo interior)
Hacer los comentarios y preguntas en silencio
Las preguntas son hipnóticas: por el hecho de estrechar el foco de atención y empieza una busqueda interior. Las imágenes-recursos puden ser preguntadas para promover insigts.
Finalmente estos esquemas reactivos/Partes de la mente que han pasado por un proceso de cambio pueden dejar de actuar, perturbar.
Y recuerden que las imágenes son: conductos nemotécnicos que desde la mente cambian al cerebro, de ahí que aprovechando la siempre activa neuroplasticidad podemos cambiar definitivamente. El imperativo neurobiológico es entrenarse.
Recuerden que aunque tuviesemos todos fortísimos cerebros y maravillosas mentes, son los ejercicios aeróbicos los que más potencia tienen en cuanto a generar más neuroplasticidad..
Para los humanos siempre nos resultó necesario huir y luchar. Huir, luchar, asentarse, adaptarse, evolucionar, volver a migrar para sobrevivir. Somos, también, la historia viva del movimiento físico para ponernos a salvo. ¿Cuanto han contribuido los movimientos físicos aeróbicos para sobrevivir y luego evolucionar? Ya saben aquello de que una dieta anti-hipertensiva y ejercicios aeróbicos previenen el deterioro cognitivo. Actividad cuerpo mente.