IPNB/MINDSIGHT

«La integración neuronal, el vínculo entre los aspectos diferenciados del cerebro, permite la flexibilidad y la adaptabilidad, y se expresa externamente como armonía, bondad y compasión». Daniel J. Siegel, Prof. Psiquiatría Clínica, UCLA.

IPNB es un campo interdisciplinario que busca similaridades. Daniel J. Siegel, Psiquiatra es un pionero en el campo llamado neurobiología interpersonal (La Mente en Desarrollo, 1999) que busca patrones similares que surgen de enfoques separados de conocimiento. Este enfoque interdisciplinario invita a todas las ramas de la ciencia y otras formas de conocimiento a unirse y encontrar los principios comunes dentro de sus enfoques a menudo dispares para comprender la experiencia humana. Las ciencias que contribuyen a este interesante marco incluyen las siguientes: Antropología, Biología (que incluye desarrollo, evolución, genética, zoología), Ciencia cognitiva, Ciencias de la Computación, Psicopatología del desarrollo, Psiquiatría, Lingüística, Neurociencias (afectiva, cognitiva, del desarrollo, social), Matemáticas, Salud mental, Física, Psicología (cognitiva, evolutiva, experimental, religiosa, social, teoría del apego, memoria), Sociología, Teoría de sistemas (teoría del caos y la complejidad).

La aproximación terapéutica Mindsight o percepción desde la mente existe en el campo de la neurobiología interpersonal o IPNB. Bajo el paraguas de la neurobiología interpersonal, el enfoque de Mindsight del Dr. Siegel aplica los principios emergentes de la neurobiología interpersonal para promover la compasión, la bondad, la resiliencia y el bienestar en nuestras vidas personales, nuestras relaciones y nuestras comunidades. En el corazón de la neurobiología interpersonal y de la Aproximación Terapéutica Mindsight se encuentra el concepto de «integración», que implica la vinculación de diferentes aspectos de un sistema, ya sea que existan dentro de una sola persona o en un grupo de individuos. La integración es vista como el mecanismo esencial de la salud, ya que promueve una forma de ser flexible, adaptativa, coherente, energetizada, estable y que está llena de vitalidad y creatividad. El resultado final de la integración es la armonía. La ausencia de integración conduce al caos y la rigidez, un hallazgo que nos permite reconsiderar nuestra comprensión de las disfunciones mentales y cómo podemos trabajar juntos en los campos de la salud mental, la educación y otras disciplinas, para crear un entorno, un mundo más saludable e integrado.

Integración: en el núcleo de nuestro bienestar
La integración está en el corazón, el núcleo, tanto de la neurobiología interpersonal o IPNB como de la aproximación Mindsight (percepción desde la mente) del Dr. Siegel. Definida como la vinculación de los componentes diferenciados de un sistema, la integración se considera el mecanismo central en el cultivo del bienestar. En la mente de un individuo, la integración implica la vinculación de aspectos separados entre si de los procesos mentales, como el pensamiento con el sentimiento, la sensación corporal con la lógica, etc. En una relación, la integración implica que cada persona sea respetada por su autonomía y su yo diferenciado y, al mismo tiempo, vinculada a los demás en una comunicación empática.

¿Qué significa la integración para el cerebro?
Para el cerebro, la integración significa que: áreas separadas con sus funciones únicas, en el cráneo y en todo el cuerpo, se unen entre sí a través de conexiones sinápticas. Estos vínculos integrados permiten que surjan funciones más complejas, como el conocimiento, la empatía, la intuición y la moralidad. Un resultado de la integración es la bondad, la resiliencia y la salud. Los términos para estas tres formas de integración son una mente coherente, relaciones empáticas y un cerebro integrado.

Enfoque su atención: cambie realmente su cerebro
Este campo altamente integrador no es una división de un área particular de investigación, sino más bien es una forma de conocimiento abierta y en evolución que invita a todos los dominios de las exploraciones académicas y reflexivas de la realidad a una conversación colectiva sobre la naturaleza de la mente, el cuerpo, el cerebro, nuestras relaciones interpersonales y el mundo en el que vivimos. Este enfoque emergente es fundamental para explorar una variedad de esfuerzos humanos, incluidos los campos de la salud mental, la educación, la crianza de los hijos, el liderazgo organizacional, la intervención en el cambio climático, la religión y la contemplación. Conocer la forma en que el foco de atención cambia la estructura y función del cerebro a lo largo de la vida abre nuevas puertas para la curación y el crecimiento a nivel individual, familiar, comunitario y global.

«Inspirar(se) para Renovar(se)»

Al combinar los nuevos y emocionantes hallazgos de cómo la conciencia puede moldear las conexiones en el cerebro hacia la integración junto con el conocimiento de cómo las relaciones interpersonales moldean nuestro cerebro a lo largo de la vida, podemos «inspirarnos mutuamente para reconfigurar» nuestras vidas -internamente- e interpersonalmente hacia la integración.

Consulte también los libros del Dr. Siegel, incluidos La Mente en Desarrollo (1999, 2012, 2020), The Mindful Therapist y Mindsight: The New Science of Personal Transformation o la Nueva Ciencia de la Transformación Personal.

Haga una visita a: www.drdansiegel.com,  www.carolinewelch.com,  www.MindsightInstitute.com