SELF y Partes

Antes de sumergirnos en estos temas vamos a aclarar ciertos términos, como es el caso del que aparece en esta web: SELF con mayúsculas y esto solo quiere decir que queremos resaltar el término, que puede ser self o Self. Como si en castellano escribiéramos YO, Yo o yo. No escribimos Self en el sentido de IFS dado que no creemos en la propuesta de Schwartz sobre, ni qué es, ni de dónde viene. Tampoco escribimos sistemáticamente self (inglés) porque en castellano tenemos el término yo.  Si alguna vez ponemos self lo hacemos porque es el término que se popularizó en muchísimos idiomas, hecho que no ocurre con Self, excepto cuando se escribe al empezar una oración o en el marco de.

EL DESARROLLO DEL “SELF” Y LAS RELACIONES HUMANAS

Cuando pensamos en el desarrollo psicológico, en la mente en desarrollo, es útil pensar en qué es la "psique". En efecto, hay una entidad llamada psique/mente que es tan real como el cerebro, el corazón o los pulmones, aunque no se puede ver directamente con o sin la ayuda de microscopios u otras herramientas de la tecnología moderna. Una definición de la psique es:

"1. el alma humana 2. el intelecto; 3. psiquiatra: esta última, psiquiatra, viene del griego iatra que quiere decir médico y psique lo que aparece en el 1 y 2. La psique es considerada como una entidad funcional percibida subjetivamente, basada en última instancia en procesos físicos pero con procesos complejos en sí mismo: gobierna el organismo total y su interacción con el medio ambiente"(Webster,1996). Dentro de esta definición, podemos ver la importancia central de comprender la psique, el alma, el intelecto, la mente, para comprender el desarrollo humano y para comprender lo que Schwartz llama saltos de fe para creer en el Self (IFS)
 
El psiquiatra e investigador de la infancia, Dr. Daniel Stern, por ejemplo, ha examinado las formas en que el yo (self en inglés) se desarrolla desde las relaciones interpersonales durante los primeros años de vida (Stern, 1985). 
Antonio Damasio, neurólogo, ha examinado las estructuras neurológicas que subsumen (incluir algo como componente en una síntesis o clasificación más abarcadora)las manifestaciones de varios aspectos de la consciencia en la raíz de tres formas muy diferentes de ser (Damasio, 1999). En su trabajo (Siegel,1999), examinó en "Neurobiología interpersonal" el sentido del yo a medida que emerge de las diversas capas neurales integradoras y diferentes formas de memoria. Porque la conceptualización del yo es tan fundamental para la noción de desarrollo, exploró estas y otras perspectivas en profundidad, y ofreció una nueva visión de la conexión del sentido del yo (self en inglés) con la representación mental/neural del yo con otro en la raíz de la integración neuronal y los procesos de desarrollo.

“Una persona es una persona debido a otra gente.” —Dicho popular Zulú

Stern (1985) ha sugerido que el yo (self) se desarrolla en etapas durante los primeros años de vida. Cada dominio de la experiencia personal comienza a cierta edad, pero luego continúa jugando un papel importante a lo largo de la vida. Desde el nacimiento hasta los dos meses, el "yo emergente" del bebé comienza en el  cuerpo, toma datos sensoriales y el bebé tiene la sensación de emerger de la organización del mundo como experiencia directa. Desde dos/tres meses a siete/nueve meses, el infante tiene el inicio de una sensación de "un ser nuclear", uno en el cual la sensación de instrumentalidad (el centro de voluntad), coherencia (sensaciones del cuerpo), afectividad (emocionalidad) y la continuidad (el sentido de uno mismo a través del tiempo en forma de memoria, (viaje a través del tiempo), son características centrales. Desde los nueve meses hasta alrededor de 18 meses, surge el "yo subjetivo" (subjective self en inglés) en el que hay una sensación de uno mismo y uno mismo con otro que involucra la atención, intención y emoción compartidas entre cuidador y niño. Para el segundo cumpleaños, el "yo verbal" ha comenzado y en él comienzan las palabras para ser compartidas entre uno mismo y el otro. Más allá de este período, surge un "yo narrativo" en el que las narraciones autobiográficas juegan un papel importante en la definición del yo o self en inglés (Wolf, 1990).

Damasio (1999) ha sugerido que varios estudios neurológicos (de pacientes normales y enfermos cerebrales) pueden ser examinados para revelar tres formas de "yo" y dos formas de conciencia. Dentro de estructuras profundas en el cerebro que representan información sensorial del mundo exterior (percepciones) y del cuerpo (a través del "sistema somatosensorial") se crea un "proto-yo"* (proto-self) que es visto como una experiencia directa del cerebro con el mundo externo y el corporal. Estos procesos representativos pueden denominarse mapas neuronales de "primer orden". Dentro de los circuitos superiores del cerebro son los procesos neuronales los que crean un mapa de "segundo orden" del "proto-yo" a medida que es modificado por su interacción con el mundo/cuerpo; siendo mundo las percepciones y cuerpo lo somatosensorial. En otras palabras, estas regiones cerebrales superiores pueden tener un mapa neural del "proto-yo" antes de la interacción y luego un "proto-yo" -solo después de la interacción con el mundo/cuerpo. Este mapa de segundo orden es, en esencia, un símbolo neuronal de cambio: compara el "proto-yo" (proto-self) antes y después de la interacción. Este proceso de cambio define el "núcleo de uno mismo". La capacidad del cerebro para centrar la atención en el"objeto" que produjo el cambio en el "proto-yo" que creó el núcleo del ser, ya sea algo en el mundo (un objeto físico), algo en el cuerpo propiamente dicho, o una imagen en la mente misma, esto crea el elevado sentido de consciencia que Damasio llama "consciencia nuclear o central". La consciencia central es un "aquí y ahora" experiencial de atención enfocada que es fundamentalmente una medida de cómo es el "proto-yo" cambiado por interacción con un "objeto" en el mundo interno o externo. *proto-yo es el primer yo formado, el primario. 

Damasio continúa señalando que un tercer grupo "más alto" de estructuras neuronales es esencial para lo que él ha llamado, "consciencia ampliada". 
Se puede pensar que la consciencia ampliada implica mapas neuronales de "tercer orden": representaciones neuronales de los cambios en el yo nuclear. Estos son mapas de los cambios del yo en interacción con los objetos. Tal proceso permite que el cerebro cree un "yo autobiográfico" que registra la historia del individuo, la compara con la experiencia actual y se prepara para el futuro. 

Más estudios de Damasio con personas normales y con cerebros enfermos,1999. El proceso de cambio define el "yo nuclear". La capacidad del cerebro para enfocar la atención en el "objeto" que produjo el cambio en el proto-yo que creó el yo nuclear, ya sea algo en el mundo (un objeto físico), algo en el cuerpo propiamente dicho, o una imagen en la mente misma, crea el elevado sentido de conciencia que Damasio llama "consciencia nuclear". Consciencia nuclear es una experiencia de atención focalizada "aquí y ahora" que es fundamentalmente una medida de cómo cambia el proto-yo por la interacción con un "objeto" en el mundo interno o externo.
Gerald Edelman (1992) ha descrito una forma primaria de consciencia que se encuentra en la llamada "prisión del presente" y una "forma superior" de consciencia que depende del lenguaje para su funcionamiento a fin de liberar al yo de esa "prisión "En la creación de un sentido del pasado y el futuro."
Ernst Tulving y sus colegas (Tulving et al 1994; Wheeler, Stuss y Tulving, 1997) han descrito una forma de "consciencia autonómica" que permite al yo crear la experiencia del "viaje mental en el tiempo" que une el pasado, el presente y el futuro. Dentro de este marco también hay una sensación de una "consciencia noética", un conocimiento de los hechos sin un sentido de sí mismo.En muchos de estos marcos, se describe que la consciencia involucra al menos dos procesos distintos que incluyen una forma de "aquí y ahora"
consciencia que es distinta de un proceso integrador de conciencia "pasado-presente-futuro".

Uno puede recurrir a varias de estas perspectivas al examinar cómo las experiencias interpersonales pueden dar forma a las formas de consciencia autonoéticas superiores, extendidas o ampliadas. Es probable que el sustrato neural que permite la sensación de un ser que "emerge" temprano en la vida, las bases para el emergente o proto-yo, está determinado en gran parte por características genéticas y constitucionales. En individuos neurológicamente normales, es probable que haya un mecanismo básico bastante similar involucrado en la creación de una experiencia emergente de proto-yo. Este sentido del yo está enraizado en la experiencia directa del cerebro a medida que interactúa con su entorno: el mundo externo, el propio cuerpo y la mente misma (el flujo neuronal de energía e información dentro del cerebro). Las personas con discapacidad neurológica pueden diferir significativamente en la forma en que se organiza este proto-yo emergente y, por lo tanto, cómo los sentidos posteriores y más elaborados de uno mismo (núcleo, subjetivo, verbal, narrativa o el núcleo y autobiografía de sí mismos) pueden diferir.

Muchos de estos puntos de vista convergen en la noción, paralela a los estudios de memoria implícita, de que el cerebro crea una experiencia del yo "aquí y ahora". Esta capacidad central de "vivir en el momento” también puede tener un gran grado de estructura neural genéticamente determinada. Sin embargo, como señala Damasio, una visión de este ser nuclear es que es el mapeo neural del individuo cambiando en respuesta a la interacción con un "objeto" en el mundo externo o interno. De esta manera, el yo nuclear puede estar sujeto a grandes grados de impacto por el medio ambiente. Por ejemplo, si el entorno es de trauma y estrés, el ser nuclear se verá afectado en gran medida. El sentido de esfuerzo, coherencia, afectividad e incluso la continuidad (memoria) del yo en la interacción con los demás se verá gravemente afectada en casos, por ejemplo, de abuso infantil familiar (Siegel, 1995, 1996). Por estas razones, el sentido más profundo del ser consciente de la conciencia nuclear puede estar profundamente influenciado por las primeras experiencias en la infancia, incluso antes de que esté disponible la memoria autobiográfica explícita.
Esta visión neurológica de la creación de una experiencia personal nuclear también puede ayudarnos a comprender la profunda importancia de la comunicación colaborativa y contingente en el desarrollo del bebé, y quizás el funcionamiento normal a lo largo de la vida. Los apegos seguros se crean dentro de una forma de comunicación interpersonal mutuamente resonante.

Podemos proponer que la alineación de los estados mentales inherentes a la comunicación contingente permite que el yo nuclear de cada miembro de una díada interactuante tenga una sensación de "plenitud": a medida que el proto-yo cambia en respuesta a la interacción con el otro, la contingencia de la transacción dentro de las relaciones de colaboración permite que el yo nuclear en constante evolución tenga un sentido de coherencia.

Dicha coherencia se define por la manera fundamental en que las respuestas del "otro" del "objeto" en el mundo dependen directamente de las señales emitidas por el proto-yo previo al cambio. Los cambios colaborativos posteriores en el proto-yo crean una experiencia personal nuclear que es coherente e inherentemente definida como conectada a otra persona. De esta manera fundamental en forma neural, se pueden ver las conexiones interpersonales para crear el yo. Cuando estas conexiones interpersonales son contingentes, el yo se vuelve integrado y coherente. Un aspecto del yo es el de la autonoesis o "autoconocimiento", como se revela en las narraciones autobiográficas.

Self y partes según Schwartz: “Venimos al mundo con partes innatas, así como con alguien más, el Self, porque ese es nuestro derecho de nacimiento”. “Se trata de pequeños seres, de subpersonalidades o personalidades totales”. Aquí es cuando el fundador del IFS nos estaba pidiendo a los que nos formábamos en su modelo que diéramos “un salto de fe”; se trataría de creer o no en algo que tendría que ver con la creación. Partes y Self en IFS según Schwartz son esto. Si se le pregunta al en parte originador, ¿qué es una parte siempre ha respondido, cuando yo lo he escuchado, "pequeños seres interiores, subpersonalidades o personalidades totales". También según Schwartz y sus más cercanos colaboradores, algunos de ellos se llaman a sí mismos "canales" y son partidarios del chamanismo, la presencia de los guías interiores, angeles, "critters" (bichos). Schwartz, para hacer las cosas simples, a las partes de IFS las denominó protectores del tipo "managers"o directivos de comportamiento preventivo, los apagafuegos (bomberos según otros, algunos madrileños, los catalanes y que sepamos los franceses y belgas), y los exiliados, que en otros modelos son llamados "partes como niños" o child like parts o child ego states...  o estados de ego como niños. Pero no en en IFS.   

Según Olaf Holm Cox, en el desarrollo neurocientífico de la [Terapia de los Sistemas de la Familia Interior],TSFI/IFS®, la palabra parte es la más aceptada en algunos idiomas para llamar, denominar casi informalmente a estados de la mente, estados del yo, estados de ego,etc. Una Parte de la mente es lo mismo que su origen o sea, la memoria implícita, los procesos mentales implícitos, la memoria explícita, los procesos mentales explícitos y la memoria prospectiva (fijense que después de memoria implícita viene procesos mentales implícitos y con posterioridad los explícitos). Rogamos vean la definición de proceso. Todos estos procesos mnésicos son imprescindibles para que las Partes de la mente puedan ejercer un mínimo de influencia en nuestra mente incorporada e incluso en nuestros comportamientos, vidas. "Un proceso es una acción o conjunto de acciones que modifican el estado o condición de algo. Prácticamente todo lo relacionado con la mente es un proceso", Siegel, D. Por otra parte recordemos lo que dijo Gendlin en 1997: ~No estamos hechos de muchas partes, pero sí de muchos procesos interactuantes. Y recuerden que procesos equivale a relacionado con la mente. 
En realidad las posibilidades de definir Partes de la mente es mucho más amplia que la simple declaración de "que venimos a la vida con ellas, así como con alguien más, el Self" (Schwartz), además las preguntas a él formuladas no son de dónde vienen las partes, las preguntas son, si somos terapeutas abiertos a las neurociencias: ¿qué es una parte? ¿de qué está constituida?, ¿cómo se desarrollan las cargas de las partes?                                          No vale con decir que son nuestros protectores, eso es una hipotética función. Planteemos la pregunta de otra manera: antes de que (según Schwartz) una parte, esas con las que venimos al mundo, antes de se llenen de cargas, ¿de qué esta constituida? ¿Qué hay en una parte de IFS impoluta. Schwartz ha hecho la concesión de llamar a las partes según IFS subpersonalidades, incluso personalidades completas, sin definir qué es la personalidad. Siegel se opuso a esta idea en 2015 en Boston y fue explícito en cuanto a que para él una personalidad completa en nuestra psique sólo puede ser una "parte disociada" o desagregada del funcionamiento de la personalidad. También es curioso que las partes de IFS contienen 1.sensaciones, 2.emociones, 3.percepciones (imágenes, sonidos, olores...) y por el supuesto comportamiento interior están preparadas, están los componentes del interior de la parte siempre conectados para reaccionar; reacción ocurre alrededor de algún tema en concreto. Justo como ocurre con la memoria implícita descrita por Siegel.   

La Memoria implícita (Res): Fíjense atentamente en los elementos que constituyen una memoria implícita.

¿Cómo se construye el bloque de la memoria implícita? La memoria implícita implica a partes del cerebro que no requieren atención focalizada y consciente durante la fase de codificación de una percepción, ni en la recuperación de esta que está almacenada, ni sabemos de su existencia: 
1. las sensaciones corporales, 2. emociones, 3. percepciones, 4. patrones de comportamientos que son todos ejemplos de capas implícitas de procesamiento. 5. Los Modelos mentales o -la suma de experiencias a lo largo de la vida y que construyen un Esquema  o  generalización resumida de esas experiencias almacenadas. 6. Estar siempre conectada para reaccionar. Todo lo que va del 1 al 6 son componentes básicos de la memoria implícita. Es una forma de memoria no integrada y carece de una sensación de que algo está siendo recordado desde el pasado; es la diferencia con la memoria explícita con la cual, cuando la localizamos, experimentamos la ecforia. ¿Somos conscientes de la existencia de memorias implícitas? No, no lo somos. Somos conscientes de la existencia de Partes como niños, los llamados exiliados de Schwartz? Algunas veces somos conscientes de las cargas, o sea que nos damos cuenta de las sensaciones y emociones almacenadas sobre las cuales no tenemos explicación. P.e., náuseas inexplicables, mareos, dolores, etc., así como tristeza, miedos, rabia, ansiedad, etc. Cuando uno se vuelve consciente, con la terapia apropiada, o se da cuenta de redes neuronales del tipo Partes como niños/as entonces la memoria se ha vuelvo explícita.  
Procesos mentales implícitos: son actividades mentales tales como estados de humor, intenciones, actitudes y modos que configuran nuestras percepciones, sentimientos, pensamientos y memoria sin una sensación de que estas influencias tengan orígenes dentro de la mente. Procesos: es una acción o conjunto de acciones que cambian el estado o condición de algo. Prácticamente todo lo relacionado con la mente es un proceso. Y vivimos el día a día bajo estas influencias que interpretamos de muchas maneras.

La Memoria explícita (Res):

Durante la recuperación de una memoria, esta capa explícita está emparejada con una sensación interna de recordar. Hay dos formas: semántica (literal) y episódica (con episodios repetidos, siendo llamada autobiográfica). La codificación o declaración de la memoria explícita requiere atención focalizada consciente. Sin atención focalizada, o con excesiva hormona del estrés (cortisol), amén de otros tóxicos, los acontecimientos, percepciones, etc., no son codificados de manera explícita, pero sí implícitamente. El consumo de alcohol, la rabia intensa producen el mismo resultado. Las Partes que representan a rasgos de tipo crítico por ejemplo son mucho más fácilmente reconocibles como tales porque tenemos memorias explícitas sobre ellas.   

Proceso mental explícito: es el flujo de patrones de energía e información que se manifiestan de maneras que, cuando siendo conscientes, son sentidos como parte de la experiencia mental directamente. Estas incluyen las actividades mentales explícitas de pensamientos, emoción, memoria y percepción, y las experiencias relacionadas de las representaciones mentales explícitas. En realidad son un continuum con los procesos mentales implícitos, tales como humor, modos, maneras e intenciones, que son más bajas en la curva de probabilidades en el Plano de las Posibilidades o PoP.

Memoria prospectiva: es cómo la mente (y Partes de la misma) hacen tentativas para anticiparse al futuro sobre la base de lo que ocurrió en el pasado. Esto también puede ser llamado "memoria para el futuro." Los Esquemas generalizados reactivos o Partes de la mente que por la historia vivida por el paciente han desarrollado reacciones defensivo/protectoras y de alguna manera tienen que ver con rasgos de nuestra personalidad, valga como ejemplo los rasgos fóbicos de la personalidad. Por ambos componentes -aprendidos emocionalmente- la tendencia es a  presionar sobre el yo o self a tomar determinadas medidas en el día a día porque el Esquema implícito/ Parte, está gobernado por un aprendizaje emocional que empezó como una memoria implícita y que a pesar de la evolución psicológica del paciente, el Esquema sigue siendo implícito, pero los patrones comportamentales del Esquema reactivo/Parte "tienen un aspecto más adulto." Schwartz describe a esta situación como que estas partes temerosas (fóbicas) por ejemplo son en la raíz niños "parentificados", palabra no existente en castellano, pero acertada en inglés, siguen siendo niños que actúan como adultos y que previenen "males mayores con sus comportamientos" preventivos. Así es como nos podemos encontrar en una sesión de terapia con una parte Crítica que le dice al paciente en 2ª persona "tu no vales para nada" y que una vez integrados los recuerdos de la infancia nos hace saber que cree que tiene 12, 14 años. Actúan como Partes mayores, Críticos, Cuidador, Complaciente, pero en el núcleo neurobiológico funcionan por la influencia de la memoria implícita y prospectiva (esto lo decimos nosotros): es cómo la mente hace tentativas para anticiparse al futuro sobre la base de lo que ocurrió en el pasado y utilizando como camino o vía a patrones de comportamientos de apariencia adulta. Esto también puede ser llamado "memoria para el futuro." Lo que queremos decir es que, por ejemplo, un Esquema reactivo/Parte de la mente de los descritos como Críticos, por ejemplo, que están anticipándose preventivamente a lo que nos pueda venir es activado primero por la memoria implícita que le ayuda a hacer tentativas de anticipación al mañana, al futuro. Mientras antes empiece a actuar este Esquema reactivo crítico o Parte antes tendrá elementos de memoria explícita que puede y de hecho lo hace que tenga "discurso propio de un protector adulto."

Los tipos de memorias (Res): el cómo se construye el bloque de la memoria implícita, los Procesos mentales implícitos, la memoria explícita (Res),
Proceso mental explícito, la Memoria prospectiva, todos estos tipos de memoria tienen que ver con las Partes de la mente y cómo pueden influirnos en nuestras creencias, sensaciones, emociones, acciones, modelos mentales, esquemas. El cómo nos pueden influir tiene que ver con el momento histórico desde donde nos influyen. Y las Partes nos pueden influir según de qué etapa proviene la influencia: 1.etapa de la Dependencia, son Partes como niños/as, nuestras experiencias más tempranas. 2. etapa o de la Adolescencia [esquemas reactivos impulsivos] y 3. etapa de la adultez entre las cuales podemos encontrar Partes como el Yo. No olvidemos que las Partes no dejan de haber sufrido lo que han sufrido, una "parentificación", o sea al fin y al cabo las Partes de la mente, aunque no todas, de alguna manera adoptan roles de adultos. 
Yo y las Partes de la mente y cómo manejarlos clínicamente, el trabajo en 1ª persona, 2ª persona y 3ª persona son material de entrenamiento.
El complejo y a veces intimidante mundo de las Partes disociadas entre las que según Claire Fredrick aparecen las Partes malévolas. 

Terapia con pacientes con Partes gravemente disociadas: requiere la transformación e integración de estados del Yo malévolos que producen una amplia variedad de experiencias y comportamientos negativos en el paciente. Durante el curso de la terapia, pueden presentar peligros tanto para el paciente como para el terapeuta, así como para el proceso terapéutico (Watkins y Watkins, 1984). Quizás los mayores desafíos para los terapeutas en este trabajo son el desarrollo y el mantenimiento de la empatía por estos aspectos de la personalidad. Sin cierto grado de empatía, no se puede formar una alianza terapéutica curativa, y en ausencia de una experiencia intersubjetiva segura y sanadora, es poco probable que los estados malévolos del Yo puedan sufrir una transformación suficiente para la integración. Se presentan elementos esenciales para desarrollar y mantener tanto la empatía necesaria como la compasión, la actividad altruista que engendra la empatía.

Partes, ¿cómo se forman? Una visión clínica. (Jung a los 84 años una vez más afirmo que no le gustaba la palabra creer. Dijo también que prefería que le ofrecieran hipótesis basadas en la razón... no necesito creer, necesito trabajar para comprobar.

Origen de las Partes: una Parte de la psique/mente se origina a través del ponerse juntos y construirse un sistema organizado de sensaciones, percepciones, patrones de comportamientos, emociones, creencias, modelos mentales, esquemas generalizados y la presencia de un estado de estar siempre encendidos, preparados para reaccionar ante el principio o activador alrededor del cual se organizan. Las Partes se forman por: 1.Diferenciación normal en el ser humano, 2.Introyección, 3.Trauma, abandono, rechazo, negligencia, disrupción de apegos

1. Diferenciación normal: el niño en casa, el niño en la clase, patio, vacaciones, época escolar. Dicho niño mostrará predominio de determinados estados mentales... 2. El tema de la Introyección como mecanismo originador de Partes es material de entrenamientos. Podemos decir que si la persona ha invertido energía emocional o mental en un padre punitivo introyectado acabará siendo "como él" y hará sufrir a otros como lo hicieron sufrir a él, por identificación. Aparte de esto el niño también introyecta el drama que significó para él, el agrio y temido conflicto con el padre. Si el niño entonces y con posterioridad en su desarrollo no invierte energía emocional y, o mental se relaciona con el introyecto como una Parte u objeto interno.
Aparte de este material introyectado, si por ejemplo, el padre punitivo y la madre culpabilizante acaban siendo introyectados y aquellos se peleaban en la vida real  "por causa" del niño, es muy probable que el niño luego de adulto padezca de somatizaciones dolorosas como cefaleas u otras y esto se debe a que los introyectos Partes como padre/madre están polarizados en la vida mental del paciente. 3. El Trauma con `T´ o trauma con `t´ puede presentarse también como tal y como producto de un apego desorganizado con el padre alcohólico que produce pánico. Con el Trauma el niño/a puede disociar. Las estados o Partes del yo que son solo reprimidas; si solo es así, estos estados pueden reemerger quiza en forma de Parte malévola autocastigadora. 

Imaginen que un paciente nos dice que tiene un tirano "en la cabeza" un algo que siempre le está criticando, y dice espontaneamente: a) Soy un inútil, no valgo para nada... CN en 1ª persona. Le pido que intente decir  "como que hubiera, ¿hay? algo dentro de mi que me dice que no valgo para nada... que soy un inútil..." Lo dice de buena gana y luego le pido que diga lo mismo, pero en 2ª persona, todo lo que hace entonces es repetir las frases anteriores. Dice que es eso lo que le pasa, se siente inutil, machacado, como le dice "la voz de la consciencia" según dice él. Yo le digo que de un grupo de ocho imágenes (se las doy de 4 en 4) escoja la o las que él note, sienta que tienen algo que ver de alguna manera con esa crítica que élnota que vienen del interior... escogió "el hombre que apunta", notó dolor de caza, angor en la garganta, apresión en el pecho..., la sesión estaba en marcha, el trabajo con esta Parte crítica duro más o menos una hora, hicimos todo el protocolo que figura en TAI, Terapia Arte e Integración; solamente podemos decirles que pueden ver los pasos a seguir en TAI y que les invitamos cordialmente al próximo introductorio sobre TAI (como exponente de la [Terapia de los Sistemas de la Familia Interior], TSFI/IFS, desarrollada Neurocientíficamente a tener lugar en Madrid o una semana anates de Navidad o a mediados de enero de 2.020. Recomendados para
Psicologos/as, Psiquiatras, Médicas/os, Músicoterapeutas, Danzaterapeutas, Arte terapeutas, Psicopedagogos/as, Pegagogía terapéutica, Coaches. 
Parte crítica (esta Parte para nosotros es un EGR o esquema generalizado reactivo, siempre encendido (Ley de Hebb) para llamar al paciente un montón de variados epítetos en plan insultos. Volver al parrafo anterior.